Cómo pintar chaquetas de camuflaje en miniaturas de escala pequeña

Hola a todos

Cuando nos planteamos juntar un ejército alemán para nuestros wargames, constantemente nos planteamos tener al menos una unidad de las  SS o de paracaidistas. Siempre es una buena opción. Esas unidades de élite tan míticas y vistosas, con esos uniformes con camuflaje. El problema es… ¿Cómo pintarlos?

ss
Soldados de la 3ª división de las Waffen SS “Totenkopf”
02
Paracaidista alemanán

Continúa leyendo Cómo pintar chaquetas de camuflaje en miniaturas de escala pequeña

Montecassino, Tropas implicadas (3): Los paracaidistas alemanes, su unuformidad

Hola a todos

Siguiendo el hilo de Montecassino, dejado hace casi un mes, le toca el turno a los defensores, centrándonos especialmente en los paracaidistas.

dscn9727 Continúa leyendo Montecassino, Tropas implicadas (3): Los paracaidistas alemanes, su unuformidad

Montecassino, Tropas implicadas (2): Los británicos y su armamento

Hola a todos

Esto de que sea verano retrasa todo.

Siguiendo con el tema de Montecassino, y para completar el tema de los británicos, se ha de hablar, por supuesto, del armamento de su infantería, ya que fue su infantería la que terminó por ganar esta terrible batalla.

DSCN9545 Continúa leyendo Montecassino, Tropas implicadas (2): Los británicos y su armamento

Guerra anglo-zulú: UNIFORME DE INFANTERÍA INGLÉS

Hola a todos

Sigo con el tema de la guerra anglo-zulú. Y esta vez le toca el turno a los británicos, su uniforme y equipo.
El Casco de servicio en el extranjero
Como toda descripción hay que comenzarla por alguna parte, vamos a tratarlo de arriba hacia abajo, Así pues empezaremos por el salacot (también conocido como salakhoff), shalopith o casco de servicio en el extranjero. El nombre varía pues varía su origen. El primero es el nombre que se le dio en España y Francia y su origen es el gorro filipino. El segundo nombre, es el que se le dio en Gran Bretaña y su origen es un gorro usado en La India. Independientemente de su origen es el tocado con el que se ve a las tropas europeas en las distintas guerras coloniales de los siglos XIX y XX, y se pueden apreciar distintos modelos según la nación que lo empleara.
En el caso que nos ocupa, el inglés, usaban uno de color blanco. En las paradas militares y demás galas, este casco estaba adornado con una pica en su parte superior, pero que se quitaba cuando entraba en servicio.
Helmets

Continúa leyendo Guerra anglo-zulú: UNIFORME DE INFANTERÍA INGLÉS

CHAPIRI: El gorrillo de la Legión.

Hola a todos

Para acabar, de momento, con el tema de la Legión Española no me cabe más remedio que hablar de su prenda más característica: el CHAPIRI.

Gorrillo legionario de tropa
Para ello primero haré una breve introducción histórica, para luego hablar de los distintos tipos y el cuidado que hemos de tener cuando vayamos a pintar nuestras miniaturas

BREVE HISTORIA DEL CHAPIRI
Hemos de remontarnos varios siglos atrás, porque el origen de este gorro está en el “gorro cuartelero”, o “de descanso” introducido por los Borbones. Se trataba de un gorro con una manga larga con el que se cubría la cabeza cuando se estaba dentro del cuartel. 
Estamos en 1870. En la imagen, a la izquierda los sombreros de oficial, en el centro la gola usada por los oficiales de artillería y a la derecha, el gorro de cuartel usado por la tropa. Este se usaba exclusivamente dentro del cuartel cuando no se estaba de servicio. Se puede apreciar la manga de la que pende una borla.
La gola se usa aún, al menos en la marina, por el oficial de guardia. 
Pasamos a los años previos a la Guerra de Independencia. En el centro, cubierto con un gorro de cuartel “de manga” y un capote, un soldado español de los Voluntarios de Barcelona.
Este gorro con manga se sustituye en 1822 por el “gorro de borla” que no es más que un resumen más barato de este gorro con manga.
En 1876 pasa a llamarse “isabelino” y pasa a ser reglamentario para todo el ejército español. 
Más tarde y por influencia inglesa, el gorro de cuartel pasa a ser redondo, también conocido como “gorro de queso”
Y este gorro redondo será el primero adoptado por la Legión cuando se formó, pues era el reglamentario para todo el Ejército; sin embargo, al poco tiempo, y gracias sobre todo a su creador, Millán Astray, comenzaron a emplear el actual “gorrillo legionario” pues este es su nombre oficial.
ORIGEN DEL NOMBRE
Chapiri, como tal denominación, no es más que una españolización de la palabra francesa “Chaperot” que así se llamaba al gorro de cuartel francés. 
DETALLES DEL CHAPIRI, a la hora de pintarlo
A.- Lo primero que hemos de tener en cuenta es que no es una prenda simétrica: el vivo rojo no hace el mismo recorrido por su parte derecha que por la izquierda

B.- El galón y la graduación se ve en el propio gorro:

 Chapiri de tropa y de un Oficial

Chapiri de un cabo
C.- La borla NO SIEMPRE ES ROJA. La borla tiene dos partes: Flecos (los hilos que cuelgan) y el madroño (la borlita donde van sujetos y de donde salen los flecos)
TROPA: Flecos y madroño de hilo rojo
SUBOFICIALES: Flecos rojos y madroño DORADO
OFICIALES: Madroño dorado y flecos de hilos dorados y rojos entremezclados.
JEFES: Flecos y madroño de hilos dorados.
Espero que toda esta información os sirva de utilidad
FUENTES:

Pintemos LEGIONARIOS ESPAÑOLES, para Spain in Flames

Hola a todos

Hoy iba a poner una galería de fotos de legionarios españoles para jugar a Spain in Flames… Pero antes habré de explicar, a los despistadillos que aún no lo conozcan, qué es SiF.

Pues se trata de una expansión/suplemento del mundialmente conocido Flames of War para poder jugar batallas y combates de la Guerra Civil Española.

La primera aparición la hizo como un número extra de la revista Wargames, soldados y estrategia y posteriormente se modificó, corrigió y aumentó, comercializándolo la empresa española Warmodelling. Lamentablemente esta segunda empresa parece haber desaparecido. Aún así se puede encontrar fácilmente. Espero que vuelva a aparecer, tal y como prometen sus asociados, Capitan Games, en su página web.
Para este suplemento existen unas figuras extraordinariamente talladas, con detalles muy fieles a la historia, que las venden los amigos de NO PASARÁN MINIATURES y para los vehículos, la recomendación sería MINAIRON
Una vez hecha esta presentación, os muestro la primera peana de una bandera legionaria así como el esquema empleado.

Aquí, la legión en proceso de pintado, con los colores básicos. Como curiosidad diré que el chapiri y el pantalón al final han de quedar de un tono parecido (que no el mismo color); por eso comienzo pintando la camisa y el gorro (chapiri) con el mismo color (referencia de Vallejo Model Color 70920, Uniforme alemán) y el pantalón con el color Ref. 70833, Camuflaje alemán verde claro. Para la piel comienzo con el Rojo Beige.

Una vez dados los colores base, se pasa a aplicar luces en el chapiri, con el color 70833, y los vivos en rojo.

Aunque no todos los gorros tienen el vivo de color rojo, pues los oficiales lo tienen dorado. En la imagen dos gorros de cabos. El galón, las tres tiras rojas que están donde el botón que sujeta el barbuquejo, son de cabo de tropa. Los Caballeros Legionarios, no llevan nada en este costado.

Una vez trabajado el gorro, se trabaja el resto de la miniatura: Las luces de la camisa están dadas con 70973 (Vallejo Model Color). 
Los correajes en negro, pues son de finales de la guerra, y las luces para el negro fueron con Gris Alemán. Lo mismo para las botas.
El Morral se pintó usando como base una pintura de Citadel: RAKARTH FLESH, y como luz Blanco Hueso de Vallejo Game Color (Ref. 72034)
Los pantalones se le aplicaron sombras con el color 70920 antes mencionado.

UNIFORMES DEL EJÉRCITO ESPAÑOL: Colección de láminas

Hola a todos
En el apartado del hobby histórico es importante el tema de los uniformes. Aquí os dejo mi pequeña colección de láminas de uniformes españoles publicadas en el año 1969 en el diario de la época “El Alcázar”. Su autor: Enrique Campiña. Ilustrador español y, junto a Delfín Salas, uno de los primeros en divulgar en España este mundo tan difícil como es el de la uniformología. A estos dos, y por esa época, se uniría José María Bueno, siendo los tres autores de lectura imprescindible para lograr una buena documentación.
Mantengo la nomenclatura aparecida en cada lámina, así como su datación.
Siglo XVII
Mosquetero del Tercio de Saboya

Coracero de caballería, S. XVII
Siglo XVIII
Fusilero del Tercio Verdes Viejos, (1700)

Dragón de Caballería, 1752

Granadero del Regimiento de Zamora, 1766
Infantería ligera, 1778
Siglo XIX, Guerra de la Independencia
Granadero 1802 (En la lámina no especifica más)
Infantería de línea: Fusilero 1812.

Hay que aclarar que este es el uniforme “oficial” porque a la vez de este y junto a él, se verían innumerables variaciones y otros uniformes muy distintos.
Los granaderos llevaban el mismo uniforme, con una cinta roja y una granada en el chacó, en lugar de un león y en las tropas ligeras, la cinta era verde con un cuerno de caza (corneta) como emblema.
Más uniformes de la Guerra de Independencia pulsando AQUÍ
S. XIX, tras la Guerra de Independencia
 Granadero de la Guardia real (1824)
Soldado de artillería a caballo (1830)
 Lancero (1847)
Soldado de Ingenieros (1860)
Soldado de Infantería de Línea (1860)
Principios del S. XX Aunque 1900 sea el último año del S. XIX, mantengo la datación original.
 Soldado de infantería (1900)
Húsar de caballería, 1900
Guerra Civil Española (1936 – 1939)
Soldado de Regulares Indígenas
Caballero legionario
S. XX Años 1968 – 1969
Guardia del Generalísimo
Paracaidista
Soldado de infantería
Espero que os sirva de utilidad. 
Saludos, Juan

Miniaturas históricas: Pintar e investigar

Hola a todos

Para pintar correctamente miniaturas históricas se requiere investigar. Si no se hiciera así, se correría el riesgo de hacer un trabajo con errores de bulto, de esos que cualquier aficionado a la época que estamos representando se daría cuanta y nos llamaría la atención, con toda la razón del mundo, por supuesto.
Cuando empecé a pintar estas miniaturas, no sabía ni si quiera los colores de cada objeto, y mucho menos el uso de cada parte. Sí conocía la existencia de los turdetanos, pero de ahí no pasaba. Así pues, me puse manos a la obra. Miré libros de historia, páginas de arqueología… Y aún así, es muy posible que haya cometido errores.
Hace ya unas semanas que los acabé. En esta entrada pongo el proceso de pintado y el resultado final. Espero que os guste

Primera fase: Preparación de las miniaturas
A.- Lanzas
Antes de empezar tuve que saber en qué mano iban. Lo cual queda explicado en ESTA ENTRADA
Más tarde comencé el proceso de taladrado

B.- Escudos
Los escudos venían con un reborde muy grande. Tan grande era el mismo que parecía parte integrante del escudo. Tras consultar varias páginas web, vi que se trataba de una rebaba gigantesca. Siempre consulto este tipo de cosas, porque a veces, se da el caso que eso que parecía una rebaba, formaba parte esencial de la miniatura. Así, para evitar accidentes y, de paso, aumentar la cultura, se investiga un ratín, que nunca viene mal.

Aquí, lo que se ve es solo el trabajo de cúter. Luego hubo que pulirlos con limas y lija.
Pintado e investigación
Tras una pequeña investigación, necesaria para poder colocar bien los escudos, así como para poderlos pintar adecuadamente, se pasó a la pintura y montaje. Aprovechando que estaba por Madrid, y como parte de esta investigación fui a ver el museo Arqueológico Nacional, donde hice algunas fotos:
 Empuñadura de oro de la espada espada de un rey. A los íberos les gustaba el oro más, que a un tonto una tiza.
 Lo que quedó de un casco ibero tras la batalla.
 Espadas y dagas de antenas
 Detalle de la fabricación de un gladio

 Falcata
 No me hubiera gustado estar debajo del casco de la derecha

 Detalle del agarre del escudo. Tal y como expliqué en otra entrada, este asa era horizontal.
 Restos de escudo redondo, que también podía estar forrado de cuero.
Umbo de escudo redondo
Una curiosidad: NO SE CONSERVA NINGÚN ESCUDO OVALADO, porque, según venía en una placa, se enterraban sobre él, junto con el resto de las armas. De esta forma, solo se conservan aquellas que eran de metal. Los colores y la decoración de los mismos está sacado de alguna descripción de historiadores romanos y de ilustraciones que logré por ahí.
Una vez de vuelta por casa, acabé el pintado de las minis. Una cosa he de aclarar NO HICE EL VIAJE exclusivamente para pintar estas minis. Simplemente aproveché el mismo para aumentar la información, y ampliar mi cultura.