PINTAR ASFALTO, CALLES, etc, en un entorno de guerra de una forma sencilla

Hola a todos.

Hoy voy a exponer un método sencillo para pintar nuestras carreteras en un entorno de guerra, esto es, no se trata de pintar estas carreteras tan nuevas y oscuras a las que estamos acostumbrados, si no esas otras polvorientas y desgastadas a las que nos tienen acostumbrados los documentales de guerra.

La idea la saqué del blog MASTODÓNTICA, de su tutorial sobre cómo pintar peanas de asfalto

Este tutorial, como tengo por costumbre, lo dedico a aquellos pintores que se enfrentan por primera vez a este reto, pues los más experimentados usarán otras técnicas mucho más avanzadas, y esa, es otra historia.

Para ilustrarlo, me he basado en las carreteras de PLAST CRAFT GAMES

Continúa leyendo PINTAR ASFALTO, CALLES, etc, en un entorno de guerra de una forma sencilla

PANZERKAMPFWAGEN III: El primer tanque del III Reich

Hola a todos

Comenzaré con un poco de historia:

Cuando Alemania perdió la I Guerra Mundial, se firmaron varios documentos conocidos como “el Tratado de Versalles”. En uno de sus apartados, el armamentístico, se prohibió a Alemania fabricar tanques. Cuando Adofl Hitler subió al poder en 1931, decidió que este tratado (considerado por los alemanes como ignominioso y causante de toda su pobreza) había dejado de tener efecto. Y entre las medidas que promulgó el Tercer Reich, fue la de dotar a Alemania de un nuevo ejército. Al principio se fue poco a poco, que no se notara mucho, y se produjeron los PANZERKAMFWAGEN I, (Literalmente, Vehículo acorazado de combate). Se trataba de unas tanquetas pequeñas dotadas de ametralladoras. Estrictamente, no se violaba el Tratado de Versalles, pues era un vehículo blindado, pero no un tanque: No poseía artillería. Luego se desarrolló el PANZER II, con un  cañón de 20mm, que al ser claramente ineficaz contra los vehículos blindados europeos y al no suponer una amenaza, tampoco llevó sanción… Quizá alguna “protesta airada” del resto de potencias, pero nada más.

Para lo que sí sirvieron estos dos tipos de vehículos fue para desarrollar la industria armamentística alemana, pues tras el Tratado de Versalles, había sido desmantelada, de tal forma que en los años 30 Alemania era incapaz de producir un tanque medianamente aceptable

Así llegamos al primer tanque de verdad, pues portaba un cañón hecho y derecho… Nos referimos al PANZERKAMPFWAGEN III (Sd.Kfz 141)

Panzermk3plans_zps88a2db84

Continúa leyendo PANZERKAMPFWAGEN III: El primer tanque del III Reich

Expedición de rescate de Gordon (2): El asedio de Jartum

Hola a todos

Aprovechando la ocasión de pintar las miniaturas de las tropas en camello de la Expedición de socorro a Gordon, de Armies in Plastic voy a dar una ligera introducción a dicho hecho histórico.

Esta expedición se enmarca dentro del Asedio de Jartum

DSCN8752

Continúa leyendo Expedición de rescate de Gordon (2): El asedio de Jartum

Mi larga ausencia

Hola a todos
Como pudisteis comprobar tuve una larga ausencia. La razón: una recaída en una dolencia antigua que tengo en el ojo derecho. 
Pues sí, ya hace varios años que me pasó,  me operaron y quedó estupendamente. PERO me dijeron que la luz, la claridad solar, concretamente, me venía fatal. De ahí que muchas veces se me vea por la calle, aún en invierno, con gafas de sol
Y todo iba muy bien hasta que fui a Leganés este año a pasar unos días, justo cuando más sol y calor hubo. Todo ello sin gafas protectoras, naturalmente. Así que cuando regresé y me puse a pintar noté lamentablemente que no veía correctamente. Tras una visita al oculista me prescribió cremas, gotas, y reposo de al menos, 2 meses, que es lo que peor llevé. 
Aún así, pinté un poco, sin forzar la vista, una hora al día no es forzar. Ahora, ya recuperado, me pongo de nuevo al tajo.
PERDÓN por no dar explicaciones anteriormente, pero hasta que no me dieran el alta, prefería no dar ninguna información.
Sin más, saludos, JUAN LUIS

LA INFORMÁTICA y la meretriz que la trajo al mundo

Hola a todos
Aunque no es el tema del blog, sí he de disculparme por tan prolongada ausencia. En primer lugar vinieron los días de Semana Santa, pero después…
Lo que vino después fue la hecatombe electrónica. Se podía llamar PASÍÓN Y MUERTE DE UN PC.


Resulta que tenía el WINDOWS XP, como casi todo hijo de vecino; y me iba bien, como a todo hijo de vecino; pues bien, como los de “cierta compañía” no debían vender un pirulí, decidieron que absolutamente todos compraran (o se hicieran con) el novedosísimo WINDOWS 7, 8… o lo que surja. Lo malo es que los que teníamos XP no queríamos cambiar. ¿Cómo lograr que sí lo cambies? eliminando todas las actualizaciones para tu sistema operativo y haciendo que todas las páginas más visitadas (FACEBOOK, entre otros) trabajen mejor con el 8… Pero también los de GOOGLE andan en esto metido…
¿Pero qué me pasó? Pues que al instalar una actualización del GOOGLE CHROME (incompatible con Windows XP, ahora lo sé por que me lo dijeron posteriormente) empezó a estar inestable. Ignorante de mi, formateé el disco duro, haciendo previamente copia de seguridad de todo (lo cual llevó más tiempo de lo debido). Reinstalé el XP, y ¡¡¡OH, sorpresa!!! no existían actualizaciones para el navegador, y casi no funcionaba el lentísimo Explorer. La solución me la dio un informático: bájate el Windows 10 (en período experimental, y gratuito) e instálalo. Así lo hice.
Así entretenido formateando el disco, haciendo copias, reinstalando programas, volviendo a formatear, volviendo a reinstalar y terminar por defecarme en la señora mamá de cierta empresa de “Ventanas”, pasé una semana. Si a esto le añadimos otra semana y media más para pintar un encargo del que ya daré cuenta, nos ponemos en el viernes pasado
Pero… A todo esto, además, el PC terminó por cascar. Pues ¡HALA! con el bicho a la tienda a ver qué le pasaba, temiéndome lo peor.
Pero tras la Muerte, viene la RESURRECCIÓN
Una semana más tarde, me lo devolvieron como nuevo, con el WINDOWS 10 furrulando. De momento, más contento que unas Pascuas.

Así pues, como el AVE FÉNIX, resurjo de mis cenizas, para estar otra vez en la brecha.