T-26 B. El mejor tanque de la Guerra Civil. PROCESO DE PINTADO

Hola a todos

No es que vaya a repetir lo expuesto en mi  propia entrada TANQUES DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA: El T-26 ruso. Simplemente es que desde la excelente página web VEHÍCULOS Y BLINDADOS DE LA GUERRA CIVIL me encargaron pintar uno para su colección a escala 1/35.

Continúa leyendo T-26 B. El mejor tanque de la Guerra Civil. PROCESO DE PINTADO

Decapar con ALCOHOL DE QUEMAR sobre materiales delicados

Hola a todos

A veces ocurre que estamos pintando una miniatura de un material delicado, como la resina, por ejemplo y bien por descuido, bien por accidente, porque hemos cambiado de opinión respecto a un color, o por la razón que sea, y la hemos de despintar para volver a trabajar. ¿Qué hacer, si los decapantes habituales se comen literalmente este material?

La solución es sencilla: usar un disolvente de pinturas MUY suave, tal como el Alcohol de quemar

Continúa leyendo Decapar con ALCOHOL DE QUEMAR sobre materiales delicados

DECAPADO DE PRECISIÓN (para miniaturas de metal)

Hola de nuevo
Tras un paréntesis más largo de lo que tenía previsto, vuelvo a la carga. Esta vez explicaré una técnica para quitar la pintura solo en aquella parte de la miniatura que sea estrictamente necesario. De ahí el título: “Decapado de precisión“. Ojo, esto solo es válido para miniaturas metálicas.
A veces ocurre que la miniatura se mancha, o vemos que no nos ha salido el efecto deseado, o no estamos contentos con el resultado de cierta parte de la miniatura pero hay otra parte que sí ha quedado a nuestro gusto… Hay que decidir si, o bien decapamos toda la miniatura, deshaciendo el trabajo bueno junto con el accidentado, o bien quitar solo la pintura en la zona afectada. La respuesta no la he de dar yo, puesto que es algo personal, pero si me pedís opinión diré que depende: Si el trabajo bueno ya realizado es poco, pues lo despintaría entero, pero si lo ya realizado a nuestro gusto es una zona donde hemos trabajado mucho, o estamos casi acabando… 
Para ello necesitaremos acetona y bastoncitos para los oídos.

En mi caso se trataba de la capa de una miniatura que no era quién a dejarla a mi gusto. Además, al ser una superficie grande, se puede ver mejor el proceso. Pero es válido para superficies pequeñas.

Los pasos son:
1.- Pones UN POCO de acetona en un recipiente. En mi caso, valió el propio tapón
2.- Mojar el bastoncito en el acetona.

3.- Comprobar que NO CHORREA. Sería desastroso.

4.- Aplicar el bastoncillo húmedo, que no mojado, sobre la parte a tratar. Aquí vemos una superficie grande, como lo es una capa, pero puede ser el rostro de una miniatura.
Esta es la parte más delicada. Si tenemos miedo de que nos chorree, algo que no debería de ocurrir nunca, podemos enmascarar previamente la miniatura, dejando a la vista el trozo a tratar.
Un consejo: a medida que aplicamos el bastoncito lo rotamos. De esta forma además de aplicar el disolvente, quitamos la pintura.
Otro consejo. Si decidís hacer esto, habéis de tener en cuenta que se ha de decapar toda la zona completa: Si es un brazo, todo el brazo; si se trata de una capa, toda la capa; si es un pantalón, las dos perneras por delante y por detrás, etc. A la hora de volver a trabajar es más fácil.
5.- Limpiar la parte afectada lo mejor posible. Lo ideal sería hasta que no quede rastro de pintura, pero siempre se quedan unos puntos bien arraigados. Tras ello se ha de secar bien.

6.- Enmascarar para volver a dar la imprimación

7.- Imprimar y pintar de nuevo

Lo dicho. Además de servir para superficies grandes, es muy útil con superficies pequeñas, tales como caras, manos, armas, etc.
Espero que os haya sido de utilidad. 
Saludos Juan

Usos alternativos de la ACETONA: Decapante para miniaturas de metal

Hola a todos de nuevo

Hoy voy a hablar de otros usos que se le puede dar a la ACETONA, esta vez como decapante.

Efectivamente, vuelvo a hablar del “Quita esmaltes”

En otra entrada hablé de su uso para QUITAR PEGAMENTO del tipo cianocrilato. Pues bien, hoy le toca en su papel de decapante.
Como tal he de decir que es de lo mejor que he probado. Es casi instantáneo, pero se ha de usar con cuidado.
Haré primero algo de historia. Resulta que estaba pintando una miniatura y el resultado era… Cómo decirlo sin ser soez… PURA BASURA. Evidentemente aquel soldado no podía ser bizco.  Ni tener un ojo mayor que el otro, ni… En fin. No tenía material decapante conocido y para colmo las tiendas ya estaban cerradas. Así que se me ocurrió que si el acetona es capaz de eliminar el esmalte de las uñas, por qué no iba a trabajar bien con las pinturas acrílicas de mi figura.
Procedimiento
Tras un riguroso juicio, se declaró el trabajo culpable y se condenó a la minatura a pasar unas horas en inmmersión de acetona. Con toda la pompa exigida, se introdujo al reo en un vasito y se roció de acetona hasta que quedó cubierto. Al cabo de las horas marcadas en la sentencia, se había operado el milagro. La pintura culpable estaba reblandecida. La saqué, la lavé con agua y jabón, frotando con un cepillo de uñas, y la pintura terminó por desaparecer.
Consejos y precauciones
1.- La miniatura ha de ser de METAL. No metas las de plástico
2.- Vale con unos minutos, pero, si esperas 2 ó 3 horas, el resultado será mejor
3.- Trabaja el acetona en un lugar ventiladísimo.
4.- Si usas acetona industrial/puro, ponte guantes protectores. No hace falta si lo que usas es quitaesmalte comercial de uso cosmético.
Pues como siempre, espero que esto os sirva de ayuda y os sea útil.

Para conocer otros métodos para quitar pintura sólo tenéis que picar en los siguientes enlaces
1.- LÍQUIDO DE FRENOS
2.- SOSA CÁUSTICA
3.- LIMPIA HORNOS

Otra forma de QUITAR PINTURA: Líquido de frenos

Tenía muchas ganas de probar este sistema de decapar. Me lo dieron a conocer por facebook, y jamás lo había probado. Se trata de usar LÍQUIDO DE FRENOS como decapante

No resulta demasiado caro, pero aún así, resulta algo más costoso que el limpiahornos. Así que hay que probarlo para saber cuál de los dos funciona mejor.
Para probarlo tenía un grupo de miniaturas de plástico que, a causa de una MALÍSIMA imprimación, estaban quedando excesivamente mal, y no quedaba más remedio que decaparlas. Además tenía una miniatura de metal que uso como banco de pruebas.
Aquí se ve una miniatura con mala suerte, donde suelo probar cosillas. A la de metal no le saqué foto.
La idea con este grupo es pintarlos con el uniforme blanco napoleónico, pero la imprimación dada era ASQUEROSA, culpa de un mal consejo. Solo queda quitársela para así empezar de nuevo.
El método es muy sencillo.
Primero: Poner las miniaturas a tratar en un recipiente adecuado

Segundo: cubrir las miniaturas con el líquido de frenos.

Tercero: Esperar 24 horas. Es un tiempo prudencial.
Cuarto: cepillar las miniaturas con un cepillo de uñas y aclararlas con agua

Este es el magnífico resultado. El brazo se le soltó en el proceso de cepillado, pero nada que no se supere con un poquito de pegamento.
Como se puede apreciar, el resultado es excelente... Si la miniatura es de plástico, pero no lo es para las de metal, no se bien la razón. 
COCLUSIÓN: El líquido de frenos es extraordinario para las miniaturas de plástico. Pero el Limpia hornos gana, y de largo, si la miniatura es de metal.

Tema relacionado: Cómo despintar miniaturas usando limpia hornos

Otra forma de QUITAR LA PINTURA de las miniaturas

Hay otra forma de quitar la pintura de las miniaturas (de metal) mucho más rápida que usando limpia hornos. Esto es usando un decapante. Sin embargo el precio de este material suele ser alto, y podemos fabricar nuestro propio decapante casero altamente eficaz (y peligroso)
Hace muchos años mi padre me enseñó los múltiples usos que tiene el Hidróxido de sodio, más conocido como SOSA CÁUSTICA. Es un material muy barato, que sí sirve para todo tipo de material, siempre que se use de forma adecuada y con las protecciones necesarias
Como su nombre indica se trata de algo corrosivo, pero se usa para muchas cosas y tan variadas como la fabricación de detergentes, jabones, comida (sí, habéis leído bien, para la elaboración de las ACEITUNAS y pretzels entre otros) y por supuesto como decapante.

Es un material que hay que usar siempre con guantes, gafas protectoras y ropa de trabajo.
Respecto a su uso como decapante, que es el que nos interesa, he de advertir que solo sirve para miniaturas de metal que NO LLEVEN ALUMINIO, y para las de plástico… sí sirve pero hay que hacerlo con las precauciones que pondré más abajo.
Se necesita
  • Guantes
  • Gafas protectoras
  • Ropa de trabajo
  • Agua
  • Vaso de cristal
  • Algo para revolver que NO SEA DE ALUMINIO
  • La miniatura a tratar
  • Cepillo de cerdas duras
El proceso es el siguiente para miniaturas de metal (y repito, que NO CONTENGA ALUMINIO)
  1. Se pone la ropa y el material de seguridad antes de empezar
  2. Se mezcla la sosa con agua al 50%. Esto es, mitad agua, mitad sosa. Se revuelve bien hasta formar una pasta. ADVERTENCIA, es una mezcla que estará caliente.
  3.  La pasta se hunta en la miniatura. Recomiendo el uso de un pincel que no vayamos a usar más. Veremos que la pintura se reblancece.
  4. Es el momento de actuar: Se coge la miniatura, se le cepilla bien fuerte y se lava con agua limpia
Ya está. El proceso habrá durado muy poco tiempo y es muy barato. Lo malo es lo engorroso del uso de guantes de goma.
PERO, si queremos decapar miniaturas de plástico, lo anterior NO SIRVE, porque la pasta se termina comiendo al plástico. ¿Cuál es la solución?
En el paso 2, no hacemos una pasta, si no que diluimos la cantidad de sosa que cabe en la punta de una cucharilla de postre en 1/4 de litro de agua (punta de cucharilla en un vaso grande de agua). Meteremos la miniatura en esta solución y esperaremos al menos 15 minutos, pero no más de 1/2 hora. Sacamos la miniatura de ahí, y antes de nada, la dejaremos secar al aire durante 15 minutos. Esto es porque el plástico se habrá vuelto blando y hay que esperar a que se endurezca. Una vez pasado este tiempo, ya podremos empezar a quitar la pintura con la ayuda del cepillo. Si vemos que no ha salido toda la pintura, repetimos la operación.
¿Por qué no usar el hidróxido con el aluminio? La respuesta con un vídeo

Cómo QUITAR LA PINTURA de las miniaturas

¿Quién no tiene una miniatura a la que queremos mucho, pero la pintamos cuando teníamos 10 años y, aunque de aquella nos parecía una obra de arte, hoy vemos que solo es un borrón de pintura, o está coloreada con colores chillones y totalmente inadecuados?
Solo nos queda una solución: DESPINTARLA y volverla a pintar.
El sistema más fácil que conozco es el de usar espray LIMPIA HORNOS.

Efectivamente, es una idea que no es original mía.
Se necesita: 
  • Limpia hornos FORZA.
  • Una bolsa.
  • Guantes de látex.
  • Agua.
  • Cepillo de dientes o de uñas.

El sistema requiere varios pasos

  1. Se mete la miniatura a tratar  dentro de la bolsa.
  2. Se rocía con el espray a la miniatura hasta cubrirla. Se cierra la bolsa y se espera una hora
  3. Pasado esta hora abrimos la bolsa y volvemos a rociar la miniatura, pero ahora hasta mediar la bolsa con la espuma.
  4. Dejamos reposar durante 24 horas
  5. Pasado este tiempo se abre la bolsa, y con guantes de látex (importante) se saca la miniatura.
  6. Se pone la miniatura al chorro del grifo del agua  mientras se frota con el cepillo.
  7. YA ESTÁ,.