ARMAS DE ENERGÍA: Cómo pintarlas

Hola a todos
Hoy voy a dedicar esta entrada a explicar cómo pintar armas de energía. Para pintar estas armas me he basado en dos fuentes: La fabulosa entrada del blog de  JUANCHO PINTA y la entrada de este mismo blog sobre CÓMO PINTAR VETEADOS (Tercera parte).

 Tras la imprimación de rigor

Miniatura montada, sin imprimar

Miniatura ya imprimada

Comenzamos a trabajar: Al revés de lo expuesto por Juancho, lo que hice primero fue darle un color base, en este caso, púrpura de VALLEJO

Como se ve, el acabado es muy liso. Para darle mayor profundidad y conseguir que sea más irregular, se le aplicó un lavado en negro. En la foto no quedó muy bien, porque parece que es negra, pero es cuestión de la luz.

Ahora, con un pincel fino, se le aplican unas rayas del mismo color del empleado como base, en este caso, púrpura


Esto nos servirá de base para el trabajo posterior.


Con la pintura muy diluida, se aplicaron unas rayas de Hueso (IVORY) de VALLEJO, sobre lo anterior.

Además, con este color hueso remarco el filo del arma



Allá donde necesite más brillo, lo remarco con blanco.

El siguiente paso es aplicar color rojo, casi naranja, (BERMELLÓN) en algunos puntos de la espada, y darle una veladura a toda ella con este color. Este último paso (la veladura en rojo) solo sirve si hemos usado como base un color basado en tonos rojizos, como es el caso del púrpura. En cualquier otro caso usaremos el color que empleáramos para lograr una luz intensa.
Solo nos quedan dos pasos:

Repasar aquellas zonas donde la veladura haya sido más intensa de lo deseado, y, tras el secado, usar barniz brillante. 



Tras lo cual, solo hubo que acabar el resto de la miniatura y ponerle las calcomanías


Espero que os haya sido de utilidad.

Saludos, Juan


EXARCAS ELDAR: Los seguidores de la Senda del Guerrero

Hola a todos

Hoy le toca el turno a aquellos Eldar que han decidido dedicar su vida a la noble tarea de la defensa de su mundo agonizante:

LOS EXARCAS ELDAR.

Los Exarcas Eldar son los sumos sacerdotes de Kaela Mensha Khaine y los guardianes de los Templos de la Senda del Guerrero. Ellos mismos son guerreros que han quedado atrapados en su Senda del Guerrero y no son capaces de dejar a un lado su personalidad guerrera adoptada. Por ello, están completamente entregados a la guerra y a la muerte, a las que dedican todo su ser.

Tas la Caída, aquellos ELDAR que habían logrado salvarse en los Mundos Astronave escapando de la hecatombe, sufrieron una reforma social completa y radical. Sus vidas en el pasado se habían dilapidado en la búsqueda de sus deseos, placeres, y aficiones decadentes. Esto había conducido a la Caída, y la creación de Slaanesh. En cambio, ahora, el individuo Eldar escoge para él una disciplina, un Camino o Senda, y se concentrará en ella. Este camino será estudiado, practicado, y tarde o temprano dominado. Entonces un Eldar escogerá un nuevo camino y el proceso comenzará de nuevo.

Cada nuevo rol no sustituye completamente al anterior, simplemente se añade a la experiencia acumulada del Eldar. Como cada Eldar pasa por estos roles diferentes, exploran muchos aspectos de su propio carácter. Un Eldar de mil años o más por lo general experimentará muchos papeles diferentes y un entendimiento muy sofisticado del universo.

LAS SENDAS DEL ELDAR

Se conocen al menos catorce SENDAS, pero las más relevantes, sin duda son

La senda del VIDENTE
La Senda del Vidente, o mejor dicho la Senda de la Bruja, es la más larga, la más traicionera, la más compleja, y la más rara de todas las Sendas. Sus miembros son los Videntes psíquicos. Un Vidente de Almas o Guía de Almas es especialista en el manejo de joyas espirituales para animar a los Señores y guardias espectrales.
Un Brujo antes sufrió la Senda del Guerrero y ahora se dedica a conducir a los Eldar a la batalla y ayudarles en ella con sus poderes. Los Videntes están perdidos en su Senda, y son los Eldar psíquicos más poderosos de todos. Los Cantores de Hueso son los Videntes que usan sus talentos psíquicos de manipular el crecimiento del Hueso Espectral.

El destino último de un Vidente es hacerse totalmente uno con el Mundo Astronave, convirtiéndose en un Vidente de Cristal.

La senda del GUERRERO
La Senda del Guerrero está formada exclusivamente Guerreros Eldar. Los que se pierden en ella se hacen Exarcas.

Los aspectos más extensamente conocidos de esta Senda son los Vengadores Implacables, Los Espectros Aullantes, los Escorpiones Asesinos, los Dragones Llameantes, los Halcones Cazadores, los Segadores Siniestros, y las Arañas Disformes

Senda del Mando
AUTARCA en medio de una batalla.
También llamada Senda del Orden, es para aquellos Eldar con una pasión para el mando militar y la estrategia sin igual.
Sus miembros son los Autarcas, que usan esta Senda para mejor mandar las fuerzas más grandes de guerreros Eldar.

Para entrar en esta Senda esperan que uno haya completado antes varias sendas ‘militares’.

Senda del Proscrito
Explorador Eldar

La Senda del Proscrito está considerada por algunos como “una senda, fuera de las Sendas Eldar”. Se sabe que algunos abandonan las Sendas Eldar como Proscritos y siguen esta Senda. Son una fuente de preocupación muy grande para los Eldar más mayores. Estos se rebelan contra la delineación sumamente estructurada de su sociedad. Sin la protección de una Senda un individuo probablemente se vuelva loco y tarde o temprano sucumbirá a sus impulsos autodestructivos. El peor destino de todos es la Senda de la Condenación, pero ningún Eldar hablará de esta aberración y casi nada se sabe de ella.

Otras Sendas Eldar

  • Senda del Artista.
  • Senda de la Ensoñación.
  • Senda del Despertar.
  • Senda del Suelo.
  • Senda del Poeta.
  • Senda del Servicio.
  • Senda del Sanador.
  • Senda del Artesano
  • Senda del Marino: Los pilotos de las naves.
  • Senda de la Aflicción.

 

FUENTES: 
Para los Textos WIKIHAMMER 40K
MINIATURAS: Vengadores Implacables de Games – Workshop, pintadas por mi.

EL MALDITO COLOR BLANCO: Cómo pintarlo

Hola a todos.
En esta entrada de hoy trataré de explicar cómo pintar el color blanco. Como viene siendo habitual, me dirijo, especialmente, a los pintores noveles.
Cuántas veces hemos intentado pintar algo de blanco, y vemos con pavor que NO CUBRE. Es un mal endémico de las pinturas acrílicas. En broma suelo comentar que ha de existir una normativa de la ONU impidiendo a los fabricantes hacer una pintura blanca que cubra correctamente. Además, a este problema se le añade el de el acabado… Porque resulta que hay infinidad de tonos distintos de blanco. Pero básicamente hay dos tipos de acabado en blanco: Cálido (crema) y Frío (gris-azulado).
Así pues, trataré de explicar un método más o menos sencillo para lograr que esa miniatura nos quede del blanco que nosotros queremos.
En la foto, un ejemplo de lo que afirmo: el blanco, si no se trata correctamente, no cubre lo suficiente. A parte, se puede observar el efecto de NO poner NADA de imprimación

Para empezar con el blanco, hay quien prefiere darle una imprimación blanca o gris. Yo soy fiel a la imprimación negra, pero eso va en gustos y, sobre todo, en formas de trabajar. No voy a entrar aquí en el tema de la imprimación porque es muy extenso y provocaría un extenso debate.
Una vez aplicada la imprimación hemos de saber qué tipo de acabado queremos. Si lo queremos cálido, esto es, un blanco tirando a crema, o se, por el contrario queremos un acabado blanco frío, esto es: gris azulado.
Acabado Cálido

Esto se consigue con un degradado, comenzando con un colo crema, para acabar con un tono de blanco casi puro, y si necesitamos que brille, los tonos de la luz extrema serán de blanco puro.
Pero ¿Qué es un degradado? Es una técnica para lograr el tránsito de un color a otro mediante la aplicación de varias capas de pintura. Las capas han de ser muy suaves, con pintura muy diluida, por que se necesitan dar varias capas, mínimo 4, y generalmente se comienza por un tono oscuro. Cuantas más capas apliquemos, más suave será la transición. Hay quien prefiere que esta transición sea brusca, buscando un fuerte contraste. Eso va en estilos de pintura.
En la foto se ve el paso de una capa a la siguiente. En la miniatura de la izquierda se le ha dado la capa base de color “Amarillo Caqui” de VALLEJO. Esta primera capa será una capa general, que lo cubra todo. Nos servirá de sombra profunda. Esperamos a que seque para empezar con la siguiente. Para la segunda capa, se le aplicó BLANCO HUESO de la gama GAME COLOR de VALLEJO. Esta segunda capa, a pincel fino, ha de cubrir CASI todo lo anterior, dejando solo aquellos pliegues profundos. De esta forma nos sirve como sombra. Más tarde apliqué el color HUESO de la gama MODEL COLOR de VALLEJO, (figura central) Ahora hemos de ser más finos a la hora de pintar. Se trata de pintar solo aquellas zonas que queramos queden iluminadas. Si no nos convence la transición de un tono al siguiente, siempre podemos aplicar una capa intermedia. Vuelvo a decir, depende de lo que busquemos, si queremos más contraste, pues con solo 3 pasos estaría. Si queremos que sea más suave… Pues ¡Hala! a trabajar más. La ventaja que tiene el estilo brusco, es que visualmente es más vistoso, más wargamero. El otro estilo es más para minis históricas, más realista. Lo dicho, va en gustos.
A la tercera figura se le aplicó “BLANCO PERGAMINO como brillos para que el casco pareciera que reluce.
Acabado Frío

Básicamente es la misma técnica, pero usando otra paleta de colores. En este caso se empezaría con un GRIS PÁLIDO. Para la segunda capa yo voy mezclando con blanco, hasta llegar a la última capa, que sería de blanco puro en los brillos.
Si todavía lo queremos más frío…

Lo que se hizo aquí fue darle un lavado muy suave (a modo de filtro) en azul. Una vez secado y visto el resultado, se retocó en blanco puro las zonas de luz.
Espero que os haya resultado útil.
Saludos, Juan

Nuevo artilugio: PALETA HÚMEDA profesional

Hola a todos

No hay como tener buenos amigos. El otro día, así, sin venir a cuento, mi amigo y gran maquetista Graham, me regaló una auténtica paleta húmeda. Muchas gracias, Graham.

Como veis, es enorme. Ahora se pueden hacer grandes sesiones de pintura sin que se estropee la pintura.

Una vez abierto vemos que trae todo lo necesario y en abundancia: 4 papeles secantes, y un sobre con papel para hornos.

Las pinturas del fondo solo están para que se pueda apreciar mejor la escala. Cierra perfectamente y conserva la pintura muy bien.

Ahora bien, si queréis hacerla por vuestra cuenta, así como su utilidad no tenéis más que echar un vistazo a LA PALETA HÚMEDA, QUÉ GRAN INVENTO.

Saludos a todos, Juan

Preparación de las miniaturas para el aerógrafo

Hola a todos
Vuelvo con los tutoriales. Esta vez dedicado a cómo preparar las miniaturas para pintar con aerógrafo. Como suele ser habitual, prefiero dedicarlo a quien se inicia y explicar algunos pasos imprescindibles mediante una pintura sencilla. Para complicaciones ya habrá tiempo.

Para empezar, habremos seguido los pasos empleados en la entrada ANTERIOR y una vez imprimada comenzaremos a trabajar.
Para este tutorial, muy básico, empleé un vehículo MANTARRAYA TAU
1.- Planificar el trabajo: 
Tal y como pone Julio Cobos en su libro, Pintando con Julio Cobos, si queremos pintar varios elementos de una figura hemos de tener en cuenta qué parte será más fácil de tapar o enmascarar una vez que esté pintado, para evitar un laborioso y delicado recorte y ajuste de mascarillas. Lo que quiere decir: pintar antes lo que va a ser más difícil de enmascarar.
En mi caso, como solo iba a emplear 3 colores: Piedra como tono general, verde oscuro como detalle y azul en el fondo, opté por pintar primero con el color que ocuparía la mayor parte de la miniatura, como si fuera un fondo, para luego aplicar sobre él los otros colores.
2.- Preparación de la pintura: 
Es un tema esencial a la hora de trabajar con aerógrafo. La pintura ha de fluir por unos conductos finísimos dentro del aerógrafo. Esto quiere decir que NO puede estar tan densa como está al natural. Hemos de diluirla pero con cuidado. Un método sencillo es usar una botellita pequeña o frasquito donde hacer la mezcla de pintura tal y como lo haríamos para pintar a pincel. Quiero decir que si vamos a hacer una mezcla de colores, la hagamos de la forma habitual pero en vez de hacerlo en la paleta, empleemos este frasquito para mezclar. 
Así pues tenemos en la botellita nuestro color preparado y mezclado ligeramente con agua. Con esto tenemos la pintura preparada para pintar a pincel, pero no para el aerógrafo. A esta mezcla se le añadirá casi a partes iguales agua y diluyente especial para aerógrafo. Además, se PUEDE enriquecer la mezcla con unas gotitas (2 ó 3) de retardante para acrílicos. 
Resumiendo: 1/2 pintura (nuestro color o mezcla de colores) + 1/2 disolvente (Agua + diluyente) y como opción 2 ó 3 gotas de retardante. 
OJO: Estas proporciones son aproximadas, pues depende mucho de la densidad que tenga la pintura. Lo que sí es recomendable es que la viscosidad (densidad) final se parezca a la de la leche entera. Como recomendación es que nos quede ligeramente líquida, y probemos sobre una superficie inútil, tal como un cartón. Si vemos que no cubre, le añadimos un poco de pintura. Si lo hacemos al revés, poniendo la pintura demasiado densa, se nos atascará el aerógrafo, con todo el engorro que eso conlleva.
Una vez hecha la mezcla, la agitaremos o removeremos con cuidado, hasta que la mezcla sea homogénea. Es recomendable no agitarla con fuerza, pues creamos burbujas y eso es un grave inconveniente. Si nos parara eso, no cabe otra que esperar. Así pues removeremos con cuidado con la ayuda de un palillo, etc.
Esto es lo que verteremos en la cazoleta del aerógrafo.
3.- Primera capa
Será muy suave. Esperaremos a que seque antes de aplicar la segunda y la tercera, si fuera necesario. Es preferible tardar. Hay que ser pacientes. Es posible que la primera capa no cubra lo suficiente. Si esto pasa, esperaremos antes de avanzar. Si no se hace esto, y se da una capa grande, puede ser que no seque adecuadamente, o peor aún, que salgan olas. Paciencia. La maqueta no se va a ir a ninguna parte.

He de aclarar una pequeña cuestión: El aerógrafo no es una varita mágica: No por aplicar el aerógrafo nos podemos saltar pasos. Esto es: si cuando usamos pincel a la hora de aplicar un color como el crema claro usamos previamente un crema oscuro como fondo, cuando manejamos el aerógrafo no nos podemos de comer ni saltar ningún paso. De hecho, en lo que se ve en la foto, previamente estaba pintado de arena. Repito, el aerógrafo NO ES UNA VARITA MÁGICA.
4.- Enmascarar.
Como el aerógrafo no es una instrumento mágico, no sabe qué partes de la miniatura queremos pintar y cuáles no. Tampoco evita los accidentes de pintura. 
Una vez seca la capa anterior, hemos de cubrir la parte de la miniatura que no queremos pintar y dejar al aire aquellas partes que sí queremos pintar. A esto se llama Enmascarar. Aunque si oís a un pintor industrial, no lo llama enmascarar, si no “recortar”. Los pintores industriales tienen otro idioma.
Sobre qué material usar y qué no usar podéis consultar AQUÍ
Lo que sí es necesario es cubrir con cuidado la superficie

5.- Aplicación del siguiente color.
Una vez enmascarado, es el momento de aplicar la siguiente capa de pintura, usando las mismas precauciones que para la primera. 
Por supuesto, y como es lógico, antes de aplicar un color distinto habremos limpiado muy bien nuestro aerógrafo para evitar tanto mezclas de color tan innecesarias como molestas, así como atascos en la boquilla debido a la pintura seca.

Aquí ya vemos el producto del siguiente paso: quitar la cinta
6.- Retirar la máscara.
Quitar la cinta o la máscara empleada no es más que un ejercicio de cuidado y aplomo. Habremos esperado a que se seque la pintura porque si no se corre el riesgo de que la propia cinta, al ser retirada, nos manche el trabajo, dando más tarea de retoque.
Aprovechando que la zona fotografiada no se iba a ver, y a modo de ejemplo, retiré antes de tiempo la cinta de la zona de la portezuela. Este es el resultado del error. La solución: Paciencia y pulso
Otra advertencia. No os asustéis si al quitar la cinta no queda totalmente recta. Esto se debe a muchos factores: La cinta no es mágica y es ligeramente permeable, las superficies a tratar no son exactamente planas ni rectilíneas… la lista es larga. Lo que quiere decir es que a pesar de haber tenido todos los cuidados del Universo, es muy probable que la línea de recorte no sea exacta y haya que retocar con mucha paciencia.
En otras entradas explicaré cómo envejecer vehículos de una forma rápida y eficaz.
Respecto a la PRESIÓN DEL AIRE, PROBLEMAS Y SOLUCIONES, podéis consultar AQUÍ
Como siempre, espero que os haya servido de ayuda. 

Preparación de las miniaturas

Hola a todos
Hoy vuelvo a hablar, como casi siempre, a aquellos pintores que se inician en el noble arte del pintado de miniaturas. Se trata de cómo prepararlas para su pintado.
Primero presentaré el proyecto: GALOS. Dos unidades: una de infantería y otra de caballería ligera.

Para empezar, siempre hemos de comprobar qué vamos a pintar, su estado general, si está todo lo que necesitamos (armas, escudos, estandartes y otros accesorios)

Comprobamos que estas figuras están completas, pero unas vienen pintadas de una forma que no nos gusta y todas están sucias y con rebabas.

PASO 1: Quitar pintura

Para las que vienen pintadas aplicamos nuestro decapante preferido. En este caso empleé líquido de frenos en primer lugar y una vez limpiada con agua y jabón, apliqué acetona para eliminar los restos más rebeldes. Después se volvió a limpiar con agua y jabón.
Para ver más métodos de quitar pintura podéis picar en las siguientes entradas:
ACETONALÍQUIDO DE FRENOSSOSA CÁUSTICALIMPIAHORNOS

PASO 2: Eliminación de rebabas

Para el resto de las miniaturas, con mucho cuidado, se recortan las rebabas y material sobrante. Es preferible hacerlo antes de lavarlas porque las manos suelen soltar grasa y sería contraproducente.

Habéis de perdonar las fotos, pero con una mano uso la cámara y con la otra el cúter.
Tras haber eliminado los sobrantes de metal, puliremos la miniatura, para afinar los trabajos realizados con la cuchilla. Dependiendo del trabajo a realizar se puede usar lija de agua, o limas de uñas del supermercado.
PASO 3: Lavado de las miniaturas

Una vez llegado aquí se ha de eliminar toda la grasa de las miniaturas. Además, en este caso concreto, se hacía indispensable, porque las miniaturas venían con polvo acumulado a lo largo de los años.
Para ello se empleó un jabón lavavajillas desengrasante.

 Tras el lavado se hace IMPRESCINDIBLE un buen aclarado: O sea, a chorro vivo.

Ahora hay que secarlas muy bien. Se puede emplear cualquier método que os sea útil. En mi caso, papel de cocina. OJO: NO empleéis ningún tipo de trapo que suelte pelusa. Sería contraproducente.
Haciendo uso de lo que puse en la entrada SUJETANDO LANZAS, sería el momento de hacerlo. Se podría haber hecho antes del lavado, pero se corre el riesgo de que se suelten las lanzas, además, así quedan más limpias.

PASO 4: Imprimación
Es el más importante, con el que culmina esta parte del proceso. Sobre cómo imprimar y las consecuencias de hacerlo mal (poca o mucha imprimación. no respetar los tiempos de secado de la misma, etc.) hablaré en próximas entradas. Ahora lo que importa es saber que es un paso IMPRESCINDIBLE. Para estas miniaturas en concreto usé la imprimación de ARMY BOX. Muy fácil de usar: Seguir las indicaciones del fabricante, y listo: Usarla en lugar ventilado, aplicar el spray a no menos de 30 cm de las miniaturas… 

Ahora solo queda esperar a mañana a que se seque TOTALMENTE la imprimación para empezar a pintar.
Espero que os haya sido de utilidad.

FILOARDIENTES. Los veteranos de la Casta de Fuego TAU

Hola a todos de nuevo
Seguimos con los guerreros TAU. Hoy tocan los Filoardientes.

 Los Filoardientes son los Guerreros del Fuego más veteranos de su Cuerpo, cuyas habilidades en el arte de combate les llevan a evitar la tecnología de las Armaduras de Combate. Son líderes de campo excelentes y su larga experiencia les ha enseñado dónde disparar para maximizar el daño. En la línea de fuego es donde un Filoardiente se hace valer realmente. Allí irradian calma, dirigiendo a sus Guerreros del Fuego a mantener la precisión sin importar las circunstancias, infundiendo la precisión y eficiencia que es la marca de miles de años de enseñanzas marciales. 
 La senda militar que lleva a un soldado a convertirse en Filoardiente no puede alcanzar el rango de Shas’o; están limitados al nivel inmediatamente inferior a Shas’el. Sin embargo, los Filoardientes o Shas’nel en lengua Tau, tienen un papel muy respetado; y que no es inferior debido a su deseo de renunciar al prestigio. La constante eficiencia de los Filoardientes es, para los Tau, un abrazo voluntario de su concepto más amado, el Tau’va o Bien Supremo.
Todo el texto es de WIKIHAMMER 40K
Miniaturas pintadas por mi


 

Imperio TAU

Hola a todos
Hoy iba a hablaros sobre una de las razas de Warhammer 40.000 que más me gustan: El Imperio TAU

Se trata de una de las razas más jóvenes de ese universo. Con solo 5000 años de antigüedad, el dinamismo y la avanzada tecnología de los Tau los ha llevado a expandirse rápidamente por el espacio y a encontrarse tempranamente con todo tipo de otras razas, muchas de ellas ya anexionadas a su creciente imperio, la mayoría de ellas de forma voluntaria, en calidad de aliados o mediante acuerdos comerciales de mutuo beneficio.

Si lo comparamos con otros imperios galácticos, este es diminuto.  Pero su destino es GOBERNAR. Ha llegado su momento. Gracias a su avanzada tecnología no hay reto que se les resista ni dielema científico que no resuelvan. 
La guía ideológica de los TAU es el Tau’va: El Bien Supremo. Todo se ha de supeditar a este concepto; todo sea por “el Bien Supremo“: su vida, la de los planetas invadidos… todos deben trabajar juntos para conseguir que el conjunto de la sociedad avance. Todo sea por el Bien Supremo.
La sociedad está dividida en 5 castas. Se nace, vive y muere en esa casta. Estas castas son:
  •  Casta del Fuego: los soldados

  • Casta de la Tierra: Artesanos y obreros
  • Casta del Agua: Políticos y comerciantes
  • Casta del Aire: Pilotos de naves
  • Además, y por encima de ellos están los misteriosos Etéreos. Los que realmente gobiernan.

Acompañan a los TAU sus aliados: Los carnívoros KROOT, de aspecto feroz, como los sioux en combate, y los VÉSPIDES, seres con alas que parecen insectos gigantes.
Por supuesto, a la querra se hacen acompañar de todo género de ingenio militar, dominando la tecnología gravitatoria. Sus veloces vehículos de transporte, los mantarraya, flotan por todo el campo de batalla repartiendo muerte a sus enemigos. Sus fabulosos tanques que no pisan el suelo junto a los rapidísimos Pirañas solo son una parte del arsenal de vehículos del Imperio TAU. 

 Por supuesto, me dejo infinidad de cosas en el tintero, pero eso lo dejo para otro día
Fuentes de los textos: Warhammer40k
Miniaturas pintadas por mi. Las de los “Casta del Fuego” y el “Etéreo” son las más recientes El resto ya tiene su tiempo
Saludos, Juan

DECAPADO DE PRECISIÓN (para miniaturas de metal)

Hola de nuevo
Tras un paréntesis más largo de lo que tenía previsto, vuelvo a la carga. Esta vez explicaré una técnica para quitar la pintura solo en aquella parte de la miniatura que sea estrictamente necesario. De ahí el título: “Decapado de precisión“. Ojo, esto solo es válido para miniaturas metálicas.
A veces ocurre que la miniatura se mancha, o vemos que no nos ha salido el efecto deseado, o no estamos contentos con el resultado de cierta parte de la miniatura pero hay otra parte que sí ha quedado a nuestro gusto… Hay que decidir si, o bien decapamos toda la miniatura, deshaciendo el trabajo bueno junto con el accidentado, o bien quitar solo la pintura en la zona afectada. La respuesta no la he de dar yo, puesto que es algo personal, pero si me pedís opinión diré que depende: Si el trabajo bueno ya realizado es poco, pues lo despintaría entero, pero si lo ya realizado a nuestro gusto es una zona donde hemos trabajado mucho, o estamos casi acabando… 
Para ello necesitaremos acetona y bastoncitos para los oídos.

En mi caso se trataba de la capa de una miniatura que no era quién a dejarla a mi gusto. Además, al ser una superficie grande, se puede ver mejor el proceso. Pero es válido para superficies pequeñas.

Los pasos son:
1.- Pones UN POCO de acetona en un recipiente. En mi caso, valió el propio tapón
2.- Mojar el bastoncito en el acetona.

3.- Comprobar que NO CHORREA. Sería desastroso.

4.- Aplicar el bastoncillo húmedo, que no mojado, sobre la parte a tratar. Aquí vemos una superficie grande, como lo es una capa, pero puede ser el rostro de una miniatura.
Esta es la parte más delicada. Si tenemos miedo de que nos chorree, algo que no debería de ocurrir nunca, podemos enmascarar previamente la miniatura, dejando a la vista el trozo a tratar.
Un consejo: a medida que aplicamos el bastoncito lo rotamos. De esta forma además de aplicar el disolvente, quitamos la pintura.
Otro consejo. Si decidís hacer esto, habéis de tener en cuenta que se ha de decapar toda la zona completa: Si es un brazo, todo el brazo; si se trata de una capa, toda la capa; si es un pantalón, las dos perneras por delante y por detrás, etc. A la hora de volver a trabajar es más fácil.
5.- Limpiar la parte afectada lo mejor posible. Lo ideal sería hasta que no quede rastro de pintura, pero siempre se quedan unos puntos bien arraigados. Tras ello se ha de secar bien.

6.- Enmascarar para volver a dar la imprimación

7.- Imprimar y pintar de nuevo

Lo dicho. Además de servir para superficies grandes, es muy útil con superficies pequeñas, tales como caras, manos, armas, etc.
Espero que os haya sido de utilidad. 
Saludos Juan

La paleta húmeda. ¡Qué gran invento!

Hola a todos
Retomo el tema de los tutoriales con un artilugio, invento, chisme o como lo queráis llamar, de lo más útil que he conocido. Se trata de La paleta húmeda.

Pero ¿Qué es una paleta húmeda? Pues no tiene nada que ver con “eso” que está pensando alguno con la mente calentorra… Se trata de una paleta, recipiente o tabla pequeña sobre la que el pintor tiene ordenados los colores y sus mezclas. Normalmente se usa para tal fin una superficie limpia, ya sea un azulejo, una tapa… etc. Estas son las paletas normales, las que podríamos llamar “paletas secas”. Los pintores usan una como la de la foto de abajo:

El problema que tiene una paleta normal es que, a veces, hacemos más mezcla de la que vamos a usar en esa sesión, y vemos que se nos secará irremediablemente y al día siguiente, cuando queremos volver a trabajar, no somos capaces de conseguir ese mismo tono. Esto tiene una solución: la paleta húmeda. Básicamente se trata de un recipiente donde pondremos la pintura y está diseñado de tal forma que mantiene la pintura fresca, húmeda, y lista para trabajar durante varios días.
Construcción

Se necesitan los siguientes elementos
1.- Recipiente impermeable y no muy alto. Hay quien lo tiene hecho con la tapa de un tupper de plástico. Yo lo hice con una caja de puritos que me dieron en un estanco. Los dos son válidos. Pero si lográis que vuestro recipiente tenga tapa, mejor. Ya veréis por qué.
2.- Se necesita algo que absorba el agua. En mi caso usé una esponja de las que aparecen en los blíster, pero se puede usar papel absorbente de cocina. Lo importante es que se adecúe lo más posible a vuestro recipiente.

3.- Agua limpia. Se vierte el agua limpia sobre esta superficie absorbente, pero no lo hagáis a lo bruto. No se trata de llenar el recipiente, sino de empapar la esponja (o papel absorbente) de tal forma que no admita más agua. El agua que rebosa, estorba y se ha de retirar.


4.- Papel para horno. La marca importa un pito. Lo bueno que tiene este papel es que puedes poner sobre él la pintura y no manchará el agua. 

A la hora de colocarlo se han de tener varios cuidados: Se colocará de tal forma que quede totalmente húmeda. La humedad logrará, entre otros muchos beneficios, que no se mueva, gracias a su adherencia. Además, es esta humedad la que hace que la pintura no se estropee. Otro cuidado que hemos de tener es que cubra TOTALMENTE la superficie absorbente empleada. En mi caso ha de cubrir la esponja humedecida, pero si habéis empleado papel absorbente, el papel de horno lo cubrirá por completo. De esta forma, se logra que el agua de abajo no traspase excesivamente hacia la superior.

Aquí, en esta foto, se ve que hace falta alisar un poco más el papel de horno. Aún así, ya está Solo falta usarla.
Uso de la paleta húmeda
Pues el habitual. Se ponen las pinturas sobre ella, se puede poner un poco de agua, y se mezclan de la forma normal, tal y como lo haríamos con cualquier otra. 
En la foto se ve cómo queda después de una sesión intensiva. Pero se aprecia que hay verde sin usar, y el manchurrón grande es una mezcla de varios tonos de verde.
Ventaja
Cuando acabé la sesión, cerré la caja, la metí en la nevera y al día siguiente, la pintura estaba como nueva, pudiendo acabar de pintar lo del día anterior. De la forma habitual, habría perdido un poco de pintura y la mezcla tendría que partir de cero. Desperdiciar algo de pintura, si pintamos poco, no importa, pero muchos pocos hacen una barbaridad. Además, se pinta más rápido.
Además, cuando se termina de usar, se tira y se pone otro trozo de papel de horno.

Tras la sesión de pintura

Espero que os haya servido de utilidad.

Saludos a todos