ZULÚES EN MINIATURA: Cómo pintarlos

Hola a todos de nuevo
Para pintar miniaturas pequeñas (1/72 es una escala considerada como tal), de personas con la piel negra en general y zulúes en particular, bien podemos seguir los pasos que expliqué en la entrada sobre CÓMO PINTAR PIEL NEGRA, pero adaptándolo a esta escala.
Para empezar, necesitaremos el modelo, la información necesaria. Yo la saqué del libro de la editorial Osprey, colección Men at arms series, número 57 titulado THE ZULU WAR

PASO 1.- IMPRIMACIÓN

Para este caso me decanté por imprimación negra a aerógrafo. Para ello se ha de tener paciencia. Tras preparar las miniaturas lavándolas, etc. y sujetándolas, se prepara el aerógrafo. Dado que son muchas miniaturas, y a modo de precaución puse una gotita de retardante en la cazoleta, luego puse la imprimación (VALLEJO PARA AERÓGRAFO). Si se ve que está espesa, lo que no suele ocurrir, se puede diluir con un poco de agua.
Una vez con la mezcla el depósito del aerógrafo, se rociarán las miniaturas suavemente. Es preferible dar varias capas muy finas que una excesivamente gruesa. La ventaja que tiene hacerlo así es que no se matan los detalles, dado lo pequeño  de la escala. 

PASO 2.- COLOR BASE DE LA PIEL

Como ya indiqué antes, seguí los pasos de la entrada sobre el pintado de piel negra, pero lo vuelvo a explicar.
Hay que tener en cuenta que hay muchos tonos de piel negra dependiendo de la etnia a la que pertenezcan. Podemos encontrarnos según sean bantúes, niger-congo, afro-asiáticos, etc. Y dependiendo de uno u otro origen su piel será más o menos oscura. Además, están las mezclas interétnicas, que tambien se dan, aunque menos acusadas. Dentro de la gran familia bantú, los zulúes y los Xhosa ocupan el mismo territorio, y el color de su piel es parecido. Como ejemplo de Xhosa, pondré al Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela

Y como ejemplo de zulú, unos habitantes de un pueblo de Natal 
Como se puede apreciar en ambos casos no se trata de una piel particularmente oscura.
Tenido en cuenta todo lo anterior, se usó una mezcla de MARRÓN CHOCOLATE y NEGRO, ambos de VALLEJO que se aplicó de forma general por todo el cuerpo
PASO 3.- COLOR BASE AL TAPARRABOS Y OTROS DETALLES
Una vez dado el color base, parece un buen momento para iniciar a aplicar las capas bases a los diferentes detalles del exiguo uniforme zulú. En este caso, el taparrabos, plumas del tocado y otros detalles.
Por la parte delantera se usaban colas de gineta.  Para la parte posterior del taparrabos, se usa piel de mono verde, que evidentemente, no es verde.
Entonces, para comenzar la pintura de los taparrabos, por la parte delantera, la de gineta, le apliqué una capa de ARENA CLARA. Para la trasera, la de piel de mono verde, una capa base de MARRÓN CAQUI.
Para el tocado, los zulúes empleaban diferentes tipos de plumas, siendo las más comunes, y por orden, negras, blancas y rojas.
PASO 4: OJOS, primera aproximación
Para pintar los ojos se ha de tener en cuenta que a escalas muy pequeñas, es innecesario, a escalas pequeñas cono esta, es algo opcional, y “obligatorio” para escalas mayores. En cualquier caso, si os decidís por pintarlos, expongo un sistema que aprendí hace muchos años y que llevo aplicándolo desde entonces. 
Se trata de hacer una cruz. 
Primero se pinta la raya horizontal de la cruz de color blanco. Prefiero un tono de blanco roto, en vez del puro, pero es algo personal. Con esta raya blanca se cubre la cuenca del ojo. Si la escala es mayor, (28 mm, por ejemplo) procurad que el trazo no se salga demasiado del ojo, pero si no lográis, no os preocupéis.
Después se pinta la raya vertical de color negro. Ahora procuramos hacer que el centro de la raya pase por la parte central del ojo o por donde queramos que mire. Al iniciar este proceso es cuando le empezamos a dar expresión a la miniatura.
PASO 5: PRIMERAS LUCES DE LA PIEL
Para las primeras luces mezclé MARRÓN CHOCOLATE de Vallejo con PIEL OSCURA de CITADEL (O su sustituto actual). En este momento es cuando, con mucho cuidado cerramos los ojos de la miniatura: pintar los párpados. Además, pintamos el resto del cuerpo para remarcar la musculatura
Consejo: cuando apliquéis estas luces, es mejor hacerlo con la pintura muy diluida, para que transparentee un poco, de tal forma que se mezcle un tono con el siguiente. Una vez seca la pintura, veremos el resultado. Suele variar un poco, si no es el que queremos, es cuando le damos la siguiente capa. 

PASO 6 ÚLTIMAS LUCES
Piel oscura de Citadel. Salvo que queramos un acabado más claro, es el momento de parar. Si queremos remarcar alguna zona en especial, podemos iluminar alguna zona con MARRÓN NARANJA. 
PASO 7. LOS ESCUDOS
El que está pintado es el escudo empleado por las tropas de élite. El normal era el de color negro. A medida que se se ascendía en el ejército el color del escudo también cambiaba. Y el orden era: Negro – Negro con manchas blancas – Blanco- Blanco y naranja. Se usaba el color del escudo como las medallas en los ejércitos actuales. 
La graduación se demostraba mediante plumas. El jefe del regimiento era el que tenía una pluma grande vertical en la parte frontal del tocado. No por tener muchas plumas se era algo en el ejército, simplemente podías ser el más valiente. A Shaka se le representa con una única pluma
Dicho esto, vamos con los escudos. 
Se trata de imitar el pelaje de un buey.
Primero una capa de GRIS PÁLIDO, allá donde vaya a ir el blanco. 
Luego, MARRÓN NARANJA, donde el pelo será el naranja
En la marte “blanca” con un pincel fino y mucha paciencia, se pintaron trazos de blanco puro, pero dejando que se viera el gris de la primera capa
En la parte Marrón, y con la misma técnica, se pintó de MARRÓN CLARO (929).
Ahora os dejo el original (la ilustración de Osprey) y las copias (las miniaturas pintadas por mi.

Espero que os haya servido de utilidad.

Saludos, Juan

Para finalizar esta entrada pondré unas cuantas fotos más de los zulúes pintados por mi

Nuevo proyecto: TANQUISTAS BRITÁNICOS DEL 8º EJÉRCITO. Tercera parte, LAS CARAS

Seguimos adelante.
Ahora cabe destacar, por si no se puede apreciar en los artículos anteriores, que las miniaturas carecen tanto de expresión como de detalles y todo lo que se hace es dibujando sobre la miniatura. Hablo de las figuras en general y de los rostros en particular.

Como digo, esta miniatura tiene muy poco marcados los rasgos y hay que hacer todo el trabajo a pincel.
Para empezar, los ojos: blanco para el fondo y para las pupilas usé el negro.  Una vez salido del problema que supone pintar los ojos, pasamos al resto de la cara. El pintado de la cara uso la siguiente paleta:
  • Capa base: Rojo Beige
  • Primeras sombras: lavado con ogrin flesh (quita mucho trabajo)
  • Volver a pintar con Rojo Beige.
  • Primeras luces mezclando Rojo Beige + Carne mate
  • Segundas luces con carne mate
  • Iluminación de algunas zonas: Carne base. Todo ello de Vallejo
Aquí ya se puede ver el rostro totalmente acabado.
Consejos para el pintado de caras:
  1.  Empezamos por los ojos. Aunque suelo empezar dando una capa base muy ténue para iluminar un poco la zona, porque con la imprimación, a veces, no queda muy claro dónde empieza o termina cada parte de la cara
  2. Aplicamos una línea horizontal de color blanco (o un color hueso muy pálido, porque los ojos no suelen ser blancos del todo) En este caso opté por el blanco porque el uniforme ya es caqui, y de color hueso pálido quedaba regular.
  3. Esperamos a que se seque. 
  4. Pintamos la pupila con mucho cuidado y un pincel muy fino. Para que quede bien, lo mejor sería pintar una V de color negro (o del que queramos pintar), con el vértice inferior orientado hacia donde queramos que mire la miniatura. En este caso el vértice de la V está orientado hacia delante. Tenemos cuidado que que los dos ojos estén orientados hacia el mismo lado. No nos gustaría que fieran vizcos
  5. Una vez acabada la DELICADÍSIMA operación, pintamos El resto de la cara..
  6. Como ya tendremos la capa base, es el momento de pintar las sombras más oscuras. Lo más cómodo es usar un lavado. Yo uso el de CITADEL, pero podéis usar el que más os guste, por supuesto.
  7. La miniatura ha quedado oscurísima. Volvemos a dar la capa base, pero sin llegar a las cuencas de los ojos, y de la nariz solo puntamos la parte superior y las aletas
  8. Primera luz (Rojo Beige + Carne mate): Pómulos, frente y mentón. La pintura MUY DILUIDA. Al estar tan diluida, corremos el riesgo de que nos arroye y que se meta por donde no queremos. Para que no nos ocurra semejante accidente, con el pincel cargado, lo descargaremos del agua sobrante con un papel absorvente (de cocina, por ejemplo). Si por el contrario, está poco diluida y nos queda una raya, inmediatamente mojaremos el pincel en agua y lo pasaremos por la raya antes de que se empiece a secar, extendiendo la pintura y, con la ayuda del papel absorvente, quitaremos el exceso. Estas correcciones requieren práctica
  9. Segundas luces: Resalte de nariz, resalte de los pómulos: Carne mate. La técnica es exacta al paso 8
  10. Si se requiere resaltar algo en particular, como una cicatriz, por ejemplo, seguiremos con Carne Base
  11. Por último: los detalles : cejas, y otras características.

    Sherman para FLAMES OF WAR, 2ª parte. Pintado de caras en escalas pequeñas

    Acabada la unidad, es hora de enseñar algunas fotos más del resultado. Con el método ya presentado en el otro artículo, se hacen muy rápidos. 

    Esta vez quiero centrarme en cómo pintar las caras a esta escala tan pequeña.

    El trabajo que realizaremos depende enormemente de la calidad que deseamos. En este caso, como se trata de una miniatura para jugar, tampoco me esmeré demasiado. Aún así, el proceso seguido lleva su tiempo, más para esperar a que secara la pintura que por el trbajo en sí mismo.
    Tras la imprimación, se le aplicó una capa de Rojo Beige de VALLEJO.

     Una vez secado, se le dio una capa con el lavado de CITADEL “Ogrin flesh” diluido con agua. El resultado es muy oscuro, pero coneguimos de una forma muy rápida las sombras necesarias para los ojos y boca… Pero ¡Descubrimos que lleva bigote! ¡Qué sorpresa!.

    Una vez seco el lavado, volvemos a dar otra capa con el Rojo Beige, pero esta vez lo haremos de tal forma que no nos metemos por todos los recovecos, dejando que se vea el lavado por la cuenca de los ojos, por ejemplo. Para ello aplicaremos un pincel fino.

    Ahora podemos hacer dos cosas, o bien esperamos a que se seque y le damos la última luz con Carne Mate (cuyo resultado es de una tez pálida), o bien no esperamos y damos la capa antes de que se seque, consiguiendo un fundido entre ambos tonos. Esto último lo recomiendo solo si tenéis práctica… Aunque siendo esta una miniatura para jugar, sí es un buen momento para ensayar técnicas nuevas. Así conseguiremos una tez más morena… y mejor acabado final.

    Por último: El bigote. En este caso se trata de un venerable sargento británico, muy rubio él. Pues a darle con color Caqui, lo mismo que a las cejas (si queremos).                                          

    En la foto de la derecha puse un dado normal, para que se vea una referencia del tamaño de la miniatura.
    Para el uniforme: Tierra mate de base y un ocre amarillo, al gusto. Ten en cuenta que el uniforme de carrista inglés tenía varios tonos de marrón, dependiendo del año.
    Y ahora, el resto de las fotos