Calcomanías artesanales: Algunas catástrofes y cómo evitarlas

Hola a todos

Este tutorial está dedicado tanto los modelistas que quieran hacer sus propias calcomanías (transfer, “calcas”, etc.) como a los que las compran y resulta que estas calcas son artesanales, no impresas en máquinas especiales.

Para los que quieran saber cómo hacer sus propias calcomanías solo habéis de hechar un vistazo en esta entrada del blog LA ESPADA Y LOS DADOS.

Pero tanto si las hemos hecho nosotros como si las hemos comprado calcomanías artesanales, nos vamos a enfrentar a los mismos problemas: Cómo aplicarlas, y cómo evitar que se diluyan en el agua

Arriba unas calcomanías artesanales sin tratamiento. Abajo las mismas calcomanías tratadas adecuadamente.

1.- ¿Cómo distinguir las calcomanías artesanales de las realizadas por empresas especializadas (son las que aparecen en todas nuestras maquetas ya sean de REVELL, TAMIYA, CITADEL, MINAIRON o cualquier otro)?

Por el papel. En las artesanales el plástico donde están impresas las insignias permanece contínuo, sin cortes; las insignias quedan impresas sobre la película y esta no presenta separación alguna. De hecho se trata de una única calcomanía gigante con un montón de insignias impresas.

Mientras que en las realizadas por empresas especializadas cada insignia está separada de la de al lado, aunque a veces hay poco espacio entre ellas, de tal forma que cuando la separamos para trabajar, solemos cortar holgadamente para poder sujetar el cartón con las pinzas.

Si vemos que no hay separación entre insignias y que se trata de una lámina contínua de plástico con las insignias e inscripciones entonces no cabe duda, son artesanales.

Si son artesanales puede ocurrir que no les hayan aplicado el sellador, lo cual resulta catastrófico. Aquí hay que prevenir antes de lamentar.

2.- LA CATÁSTROFE: Hojas de calcomanías SIN SELLADOR

Me refiero a que con mucha ilusión hemos comprado unas calcomanías (o las hemos impreso nosotros) y no le han puesto el sellador. ¿Qué ocurre? pues que la calcomanía se desintegra. Catastrófico.

¿Qué hacer? Pues como medida de precaución, si vemos que son artesanales, le aplicaremos barniz mate (o laca del pelo, si no tenemos otra cosa a mano) y esperaremos a que se seque.

Se puede usar cualquiera, pero este en particular es francamente bueno
Aplicamos el barniz sobre la hoja de calcas
Resultado final una vez seco, Como se ve, queda totalmente mate

¿Qué ocurre si NO se sella?

Con el barniz lo que hemos hecho es sellar la hoja, hacerla impermeable e impedir que la tinta impresa salga por ahí, bien diluida en el agua, bien en trocitos sobre la maqueta.

Para ilustrarlo voy a poner una comparación entre hojas de calcomanías artesanales unas SIN SELLAR y otras CON EL SELLADOR puesto.

Superficie de plástico sobre la que haré la prueba

En primer lugar, la calcomanía BARNIZADA

Calcomanía BARNIZADA, cortada y lista para trabajar.
Se pone a remojo unos segundos para disolver la goma y que se pueda transferir a la maqueta
Una vez transferida nos ayudamos de un bastoncillo de algodón (o un pañuelo) para eliminar el exceso de agua. Calcomanía puesta sin problemas

En segundo lugar, la calcomanía SIN BARNIZ NI SELLADOR DE NINGÚN TIPO

Hoja de calcas sin tratar

 

Calcomanía cortada y lista para trabajar

 

¡Al agua, patos!

 

Al posarla en la superficie se empezó a romper

 

Catástrofe consumándose. Se rompe del todo al transferirla

 

Segunda insignia sin tratar lista para dar avante

 

Otra que también se baña. Pero solo unos segundos

 

Haciendo la tranferencia

 

Aunque totalmente desenfocada, se aprecia que se está desintegrando.. El resultado es atroz
Detalle de lo que viene siendo el destrozo. Aún así seguí para saber cómo quedaría al final
Antes de secarla, se puede apreciar el destrozo. Aquí se puede apreciar la diferencia entre unas calcomanías artesanales sin sellador (arriba) y con sellador (abajo). El sellador empleado aquí fue barniz mate.

 

3.- Comenzamos a trabajar: El corte

La distinción entre el tipo de papel observada al principio hace que tengamos que trabajar de forma distinta. Esto nos lleva a una precaución previa: El corte para luego trabajar mejor

Separamos cuidadosamente la insignia a emplear.
Calcomanía ya cortada. Copmo podéis ver he dejado un trozo grande a la derecha. (El lado es indiferente)
Hacemos un corte poco profundo, lo suficiente para cortar la película de plástico pero no tanto como para cortar el cartón
Una vez realizado el corte lo podemos cogerla con las pinzas. Ahora, cuando trabajemos, veremos que es más fácil ponerla en el vehículo, o donde queramos, porque la parte dosnde está la pinza es independiente a la parte donde está la inscripción.

CONCLUSIÓN:

Las calcomanías artesanales compradas suelen ser una EXCELENTE opción. suelen tratarse de rarezas que generalmente son de una calidad extraordinaria  tanto por la exactitud de la insignia en sí misma como por la escala. Normalmente están hechas por personas que entienden mucho y saben lo que están haciendo. Lo único es tener precaución debido tanto por el tipo de papel, como por la ausencia de sellador. Pero una vez sabido esto, solo hemos de esquivar estos problemas de una forma fácil, cómoda y barata.

Así pues, si veis esas calcomanías tan chulas como necesarias, no lo dudéis, compradlas y, si notáis que son artesanales, solo tenéis, a modo de precaución, que aplicar barniz mate y listo.

Pues es la hora de despedirse. Espero que os hayasido de ayuda.

Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *