Sujetando lanzas: Uso del taladro manual

Hola a todos

Aprovechando que estaba pintando unas figuras de íberos turdetanos, cuando resulta que me encontré con un problema. Las manos donde debían ir las lanzas no tenían agujero donde ponerlas, ni siquiera estaban ligeramente abiertas, de tal forma que era imposible ponerlas

Como se ve está marcado en ambas manos, para poder hacer el agujero en una o en otra. El problema que se plantea es el siguiente. Si estuviera hecho el agujero, o la mano abierta, primero pintaríamos la miniatura y después montaríamos el arma y el escudo, siendo una forma muy cómoda de trabajar, pero como no está abierto el orificio, no nos queda otro remedio que hacerlo nosotros mismos, previo al pintado, montar la lanza y terminar de pintarlo. (Pero esta no es más que una recomendación, pues cada perro tenemos nuestra forma de matar las pulgas). Ese cilindro que le asoma de su mano izquierda es una rebaba, algo que hay que cortar, para terminar poniendo ahí el escudo.
¿Qué mano taladrar? Para eso consulté varias páginas web de arqueología y esgrima. Tras su consulta decidí que la mano donde iba a portar la lanza fuera la derecha y la izquierda la reservé para el escudo. (Ver mi entrada anterior AQUÍ
 Una vez decidido eso, me puse manos a la obra.
TALADRAR
Antes de trabajar, unas recomendaciones:
Para taladrar es preferible el uso de un taladro eléctrico de MUY POCAS REVOLUCIONES. De hecho, si tenéis uno con potenciómetro, mejor. Ponéis el potenciómetro a muy poca potencia y el taladro funcionará girando lentamente. Esto es especialmente necesario si la figura fuera de plástico. De lo contrario, la broca puede llegar a calentarse (ocurre tanto si el trabajo es prolongado, muchos agujeros, como si el agujero es muy profundo). Si se calienta la broca, el plástico se adherirá a las estrías de la broca, inutilizándola para siempre. Aún así, si la mini es de metal y la broca es muy fina, la mera vibración prolongada puede hacer que la broca se parta.
Si no tenéis taladro con potenciómetro (los hay con él incorporado), para trabajos prolongados en plástico, o con brocas finas en minis de metal, os recomiendo el taladro manual. Y es lo que yo he usado en esta ocasión.
Comencemos el trabajo:
Para hacer bien agujero finos, lo correcto es hacerlos de dos veces. Primero con una broca fina

Para acabar con una broca mayor. La broca fina nos habrá servido de guía.

Después, y esto si se quiere, se limpia el agujero con la propia broca, haciéndola pasar por el lado contrario

Más tarde, substituímos la broca por la lanza

Solo nos queda ponerla en posición.

Aflojamos el mandril y liberamos la lanza

Ahora una gotita de nuestro pegamento preferido y… Mini lista para pintar

Espero que os haya sido útil

Saludos, Juan L. Liaño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *