Un reto: Miniaturas de Flames of War. Lo que no se debe hacer, y su solución

Hola a todos.
Como dice el título, hoy voy a hablar de lo que NO SE DEBE HACER con las figuras de Flames of War, o cualquier otra miniatura de escala pequeña y cómo solucionarlo.
Antecedentes:
1.- Me regalaron unos paracaidistas americanos para jugar a Flames of War, de lo cual estoy francamente agradecido. 
2.- Como era para jugar inmediatamente, venían ya montados en sus peanas, aunque sin pintar. 
Tras jugar la partida, en la que reconozco haber tenido infinita suerte, me puse a pintarlos. Cuál no sería mi sorpresa cuando descubrí que no era quién a despegarlos de las peanas. Y este es el relato de cómo pintar unas miniaturas de escala pequeña ya montados en sus peanas

En mi santa inocencia creí que iba a ser fácil despegarlos y pintarlos posteriormente. Error Nº 2, porque el primero fue el de haberlos pegado con pegamento para plástico (tipo REVELL). Si uno quiere jugar una partida con las figuras sin pintar, está en su derecho pero sujetadlos a la peana con COLA BLANCA, y solo media gotita diluida en agua. De esta forma, una vez acabada la partida, solo tenéis que usar una navajita y los despegáis con facilidad.
Lo dicho, el error número 2 fue el pensar que se podían despegar fácilmente; los imprimé y después intenté separarlos de sus peanas. Imposible. Mi amigo había empleado un pegamento excelente y no se despegaban.
¿Cómo pintarlos decentemente si es imposible meter el pincel entre las figuras? Pues hay que lograr separarlos de sus peanas. Intenté de todo, acetona, líquido de frenos, disolvente para cianocrilato… Logré, eso sí, quitarles la imprimación. Algo había ganado, pero no logré separarlos de las peanas. No estando pegados con cianocrilato, los remedios conocidos fueron inútiles, . Solución: Cortar las peanas

Peana individual cortada

Vista en conjunto del “estropicio”. Os aseguro que fue un trabajo duro, porque las peanas de FoW son de uno de los mejores materiales de los que tengo noticia.
Una vez logrado esto, se volvió a imprimar, y se pintaron las miniaturas con comodidad. Mostrando a continuación unos ejemplos

Con la imprimación dada

Miniatura pintada
Ya pintadas todas las figuras, queda armar el puzle, o mejor dicho, los puzles, porque cada peana es un puzle en sí mismo. Tras organizarlas, y usando la técnica explicada en el artículo MASILLA DE EMERGENCIA volví a unir las piezas. La unión es francamente dura y no hay peligro de que se desarmen. Esto es: se pone cianocrilato en una de las piezas, se une otra pieza, pero con el cuidado de no separar el “puzle” de la mesa. La mesa hace de plantilla logrando así que la peana quede lo más plana posible. Una vez unidas dos piezas espolvoreamos el bicarbonato. Con esto se logra una soldadura sólida.
Solo quedó decorar las peanas. Para eso lo pondré en otro artículo. En este caso empleé bolitas de corcho blanco para las piedras. Espero que os guste el resultado

Y si quieres ver más fotos: Pasa por LA GALERÍA Y si lo que quieres es hacer un encargo, no te olvides de ver la TARIFA Y CONTACTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *